jueves, junio 24, 2004

Alemania, muy poquita cosa

Alemania murió con lo que tenía. Y mira que tenía poco. Ballack recuperó su mejor tono, el que exhibió en 2002 y le convirtió en subcampeón de todo. El que le llevó de Leverkusen a Múnich, donde parece haberse encogido. Le sienta mucho mejor el blanco, pero esta vez no le han secundado. A la habitual falta de sorpresa del juego alemán se ha unido la falta del rematador enrachado de turno (un Hrubesch, un Bierhoff, un Klose). Lahm ha estado bien, pero es sólo un lateral izquierdo. Schweinsteiger tiene buena pinta, pero no ha explotado. Kuranyi parece interesante pero no muy contundente. En resumen: a dos años de su Mundial 2006, Alemania se despide con tres empates en tres partidos. Invicta, por tanto. Un dato que supongo que considerarán magnífico los nostálgicos que recuerdan con añoranza que España estuvo cuatro años sin perder con Javier Clemente. Por cierto, que yo a Alemania también le doy un 6.

4 Comments:

Blogger Fuego Negro said...

Muy justo lo que dices,es que el futbol es otra cosa,no es casual que Italia,España o Alemania se retiren con la cabeza gacha.La realidad marca que en cualquiera de sus ligas,sobre todo en estas tres,la audacia y lo imprevisible lo ponen los jugadores sudamericanos,cuando se arman estas selecciones de las ligas mas adineradas,solo hemos visto eso...dinero,porque buen juego nunca...falta coraje,falta ese plus que tiene la persona que realmente tiene hambre de honores,no solo de dinero

11:36 a. m.  
Blogger Fuego Negro said...

Muy justo lo que dices,es que el futbol es otra cosa,no es casual que Italia,España o Alemania se retiren con la cabeza gacha.La realidad marca que en cualquiera de sus ligas,sobre todo en estas tres,la audacia y lo imprevisible lo ponen los jugadores sudamericanos,cuando se arman estas selecciones de las ligas mas adineradas,solo hemos visto eso...dinero,porque buen juego nunca...falta coraje,falta ese plus que tiene la persona que realmente tiene hambre de honores,no solo de dinero

11:37 a. m.  
Blogger airranz said...

Yo creo que Alemania ha caido con bastante dignidad. Ha ocupado el lugar que le correspondía en su grupo. Ha hecho todo lo que ha podido con un grupo de jugadores que tienen muchas limitaciones.
Pero no me cabe ninguna duda que en dos años serán temibles. Estan saliendo buenos proyectos de jugadores

2:37 p. m.  
Blogger Miguel G. said...

No creo que el fútbol europeo y sus clubes deban tanto en la actualidad a los jugadores sudamericanos. A excepción de los brasileños, claro. Riquelme y Saviola llegaban como dioses y uno juega en el Villarreal y al otro se le sigue buscando recambio tres veranos después. El Valencia ha ganado Liga y UEFA con Aimar lesionado. Verón languidece de equipo en equipo y Crespo va por el mismo camino. De los argentinos, sólo algunos defensas (Ayala, Samuel) se han consolidado como piezas insustituibles. Y no recuerdo muchos uruguayos, paraguayos, bolivianos, colombianos, chilenos... que hayan marcado jamás ninguna diferencia en Europa.

3:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home