viernes, junio 25, 2004

El mal gesto de Figo

Corría el minuto 74, Portugal perdía y estaba elimindao en es momento. Felipao Scolari, decidió cambiar a Figo, que llevaba todo el partido en su versión mala. En la que quiere hacer más cosas de las que puede, se hecha demasiado al centro y conduce el balón en exceso. En vez de ser el jugador peligroso que es es cuando desborda por banda.

Y al capitán portugués en ese momento no le hizo ni pizca de gracia, se fue andando por el fondo del campo (lo cual no estaba mal porque así se perdía menos tiempo), pero con un mal humor evidente. Tanto que se fue directo al vestuario sin quedarse a ver en el banquillo como el jugador que los sustituyó lograba el empate. Durante la prórroga tampoco dió señales de vida. Yo pensaba que no podría resisterse a salir en los penaltis, pero ni por esas. Ni siquiera a la celebración.

Me ha parecido muy mal gesto, falta total de compañerismo. Si fuese su entrenador no lo volvería a poner. Pero Figo manda mucho así que ya se verá.

1 Comments:

Blogger Miguel G. said...

Una muestra más de que los futbolistas son arrogantes, egoístas y creen que el mundo empieza y acaba con ellos. Es el caso de Figo, uno de los más grandes jugadores de la última década, y también de otros que no le han empatado a nadie en su vida, como Diego Tristán. Nunca se equivocan, desprecian a sus propios compañeros, conceden entrevistas cuando ganan, prestos a recoger piropos, y rehúyen a los periodistas cuando pierden o dejan de hablarles si son criticados. No sé si todos nos volveríamos así de imbéciles si estuviéramos las 24 horas del día escuchando lo maravillosos que somos. Lo que sí sé es que los futbolistas se llevan la palma.

5:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home